locura, poramoralarte

Loco corazón

El sol se reflejaba en el cristal del tren y me cegaba parcialmente. Una bonita manera de acabar de despertarme pensé.
Con el teléfono entre las manos esperaba tus noticias. Ya sin nervios. Pues días antes había abandonado mi estúpida idea del amor con respecto a ti.

Te busqué en cada rincón de la estación. Hasta dar contigo. Alzaste la cabeza y me miraste sin decir palabra. ¡Zas! Flechazo directo al corazón. La estúpida era yo, que pensaba que podía abandonar esta locura de quererte tan fácilmente.
Mi corazón se paró durante unos segundos. Esperando a escuchar tu voz… que se hizo de rogar. ¡Tic tan! repicó.
Estaba vivo de nuevo. Ardiente como el fuego de tu pelo. Sonreímos.

Desde ese día no he podido contener la canción que tintinea en mi pecho cuando pienso en ti. Porque esta locura es la mejor banda sonora de mi vida.

poramoralarte

Anuncios
monos, poramoralarte

Instinto animal

La sangre me hierve como el agua del mar en verano. Como tu sal. Se me eriza la piel si te oigo respirar. Mis sentidos se dejan llevar guiados por tus manos de terciopelo. Bendito instinto animal. Orangután.

Nunca había sentido esta necesidad imperiosa de tus gemidos en mi oído. De tu aliento cerca de mi boca pidiéndome más. Jodido instinto animal. Primate. Simio.

Tu olor que impregna la habitación y hace que mis manos se vuelvan locas dentro de ti. De tu calor. Macaco. Antropoide.
Me podéis llamar de la forma que convengáis. Pero este instinto animal corre por mis venas sin poderlo parar, como por las tuyas. Todos somos monos. Deseosos y anhelantes.
Maldito instinto animal.

poramoralarte