Los payasos no pueden correr

Nuestra relación no es muy profunda, ni yo sé cuando es su cumpleaños ni ella sabe cuando es el mío. No invitaríamos a un payaso en el aniversario en el que nacimos ni nunca nos haríamos una tarta la una a la otra. De vez en cuando nos besamos o vemos pelis en su casa, normalmente de miedo, mientras su madre nos prepara palomitas y aparece por sorpresa cada vez que puede.
A veces creo que nos estalla el corazón, otras que da igual si no nos vemos en lo que queda de nuestras vidas porque no será relevante para ninguna de las dos, seríamos solo recuerdo, lo que llevamos siendo desde que nos conocemos.
No hemos llegado a más, me mira y sin más me da un beso que dice que hemos terminado o que nunca hemos empezado.

xenaga

Anuncios
Esta entrada fue publicada en payaso, xenaga. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s