Una superficie deliciosa

La geometría siempre resultó complicada para mí. Y allí estaba yo ahora, ante la mirada despectiva de un empleado insolente que me interrogaba agobiándome con su urgencia. ¡Qué sabía yo de áreas y superficies geométricas!, si hacía años que había abandonado mis estudios por un trabajo eventual en Mercadona…
En vista de que desconocía este dato, insistió preguntándome por el diámetro. Mi cara debía de ser un poema, porque parece que se ablandó. Pero inmediatamente me atropelló de nuevo con otra pregunta.
– ¡Claro que sé multiplicar! Y 3,14 es un número decimal, –le contesté airada– ¿o cree que soy tonta? Algunos lo llaman π, fanfarroneé algo crecida.
–Bien, pues decídase de una vez. Hay quince personas detrás de usted.
–Mire, hágala del tamaño que usted quiera, pero por favor, que la pizza no lleve cebolla.

Chus Rodríguez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Chus Rodríguez, pizza. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una superficie deliciosa

  1. Malu dijo:

    Ja, ja, ja, muy bueno, Mª Jesús, coincido con la protagonista en cuanto a lo de la cebolla.
    Un beso y enhorabuena por esta pizza.
    Malu.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s