En el mar de sus ojos

Como si de un mar de chocolate se tratara me baño en su mirada, la calidez de unas olas cuyo sonido templa todos mis pesares y, que con sólo tocarme, hace que desaparezcan los problemas de haber elegido una vida al servicio de los demás.
Deja que me bañe en tu dulce y salada marea, que sus aguas cubran todo mi ser, pues no satisfaré mis anhelos mientras no pueda sentarme en tus orillas a contemplar la apacible tempestad de tu mirada y tus aguas cubran todo mi ser una vez más… cien, mil más.
Porque prefiero naufragar mil noches en tus aguas antes que vivir en el desierto de tu ausencia.

Murgi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en mar, Murgi. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s