¡Yo llevo las palas!

– ¡No permitiremos que contaminen nuestra costa!
– ¡Claro que no!
– ¡Hagamos una protesta! ¡Reunamos todas las existencias de sus productos y tirémoslas al mar!
– ¿Eso no contaminaría más aún?
– …¡Pues tiremos cobayas, como símbolo de los animales que matan sus investigaciones!
– ¿No morirían también las cobayas?
– …¡Tiremos al mar peluches de animales, entonces!
– Los materiales de los peluches serían biodegradables, ¿no?
– …Olvidemos el mar, pues. ¡Reunámonos en la fábrica y tiremos tomates a los trabajadores!
– ¿Mientras hay niños en África muriendo de hambre?
– … ¡Insultemos a los trabajadores!
– Y al día siguiente afónicos, ¿no?
-… ¡Hagamos una sentada silenciosa!
– ¿Con el suelo tan sucio?
-…
– ¿No ha mencionado alguien el mar? ¿Hacemos una barbacoa en la playa?
– Pero…
– ¡Una barbacoa “protesta”!
– ¡Sí! ¡Dejémosles claro que con nosotros no se juega!
– Pero…
– ¡Eso!

Chrystia Van Tassel

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Chrystia Van Tassel, mar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡Yo llevo las palas!

  1. Pingback: Vota tu relato favorito de abril | Palabra Obligada

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s