Sueño roto

– Así es: mi propósito es crear la peor película de la Historia.

Aquella locura que proclamó a los cuatro vientos no era la típica bravuconada de director buscando nuevos territorios, nuevas emociones.
Era una declaración de guerra hacia sus más acérrimos y pedantes seguidores, de quienes estaba harto. Y era una declaración bien estudiada.
Lo tenía todo calculado: los actores más incompetentes, el guion más hediondo y rechazado por los estudios, la fotografía más costrosa… Todo lo que pudiera salir mal debía salir mal, ¡no podía fallar!
Pero… ¡ay, director bocazas!
Su película resultó al final ser una mediocridad que dejaba a todos indiferentes. Ni los más abyectos festivales del cine cutre consideraban tan anodina cinta en sus carteles.
Y es que el verdadero cine horrendo no está calculado: nace espontáneamente.
Al menos consiguió que dejaran de adorarle como a un dios. Algo es algo.

Carlos BG

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carlos BG, locura. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sueño roto

  1. Pingback: Vota tu relato favorito de Febrero | Palabra Obligada

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s