Iniciación

Mi memoria es vieja y ya no recuerda las cosas como hacía antes, pero sí recuerdo que mi viaje comenzó cuando entré en Egipto en busca del Brujo. En realidad no era tal, sino un protector de los conocimientos herméticos y adorador de Tot, así que más bien alquimista.

Fui guiado a través de un laberinto de callejuelas esculpidas en ladrillo de adobe hasta que me hicieron pasar a una casa. Dentro me recibieron a gritos un par de monos que huyeron trepando a las espaldas de un anciano, este los bajó cuidadosamente y me dedicó una sonrisa mientra se acercaba.

Cogió mi mano y observó la palma señalando una de las líneas con su dedo, me miró y preguntó: -¿Quieres cambiar tu destino? Mi respuesta afirmativa hizo que el viejo cogiera una daga y marcase una nueva línea donde antes estaba mi destino.

Tu viaje te ha traído hasta mi, ¿También quieres cambiar tu destino?

Iván Gallego

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iván Gallego, monos. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s