Instinto animal

La sangre me hierve como el agua del mar en verano. Como tu sal. Se me eriza la piel si te oigo respirar. Mis sentidos se dejan llevar guiados por tus manos de terciopelo. Bendito instinto animal. Orangután.

Nunca había sentido esta necesidad imperiosa de tus gemidos en mi oído. De tu aliento cerca de mi boca pidiéndome más. Jodido instinto animal. Primate. Simio.

Tu olor que impregna la habitación y hace que mis manos se vuelvan locas dentro de ti. De tu calor. Macaco. Antropoide.
Me podéis llamar de la forma que convengáis. Pero este instinto animal corre por mis venas sin poderlo parar, como por las tuyas. Todos somos monos. Deseosos y anhelantes.
Maldito instinto animal.

poramoralarte

Anuncios
Esta entrada fue publicada en monos, poramoralarte. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s