Máquinas de escribir

Alguien dijo que si un millón de monos con máquinas de escribir se ponían a teclear, cabía la pequeñísima probabilidad de que hicieran algo digno de los más ilustres literatos.

No sé si será cierto, porque el dinero me dio solamente para comprar dos monos. Aparte, por supuesto, el coste del entrenador personal, que ha conseguido no solo que aprendan a aporrear el teclado y pasen de renglón, sino también que dejen de intentar arrancar las teclas de sus máquinas de escribir.

Uno de ellos acaba de terminar. Miro el resultado: una página llena de eses y de pes, y creo que hay por ahí alguna vocal suelta. Lo más coherente que leo es “pis”.

Y acto seguido, eso hace el peludo escritor encima de su teclado.

En fin, toca ser paciente. Algún día me harán rico y famoso. Seguro.

Carlos BG

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carlos BG, monos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Máquinas de escribir

  1. Dani Keral dijo:

    Jajajajaja, me encanta el humor que le pone el prota.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s