Pa lo que nos queda…

Estaba tan nervioso que se le escapó un pedo, y le dio por reír. Así estaba el tema.
Ay, si le viese su madre.
Mirase donde mirase, estaba rodeado por un abismo infinito.
Pero bueno, no iba a pasar lo que le quedaba de vida lloriqueando o lamentándose.
Se puso a recordar todas las gamberradas que había hecho en el colegio, y empezó a partirse de risa él solo. Buf. Menudos eran.
Había perdido completamente la comunicación con la estación espacial.
Se puso a hacer posturitas de superhéroe, pero el traje tenía limitadita la movilidad.
¿Cómo cuánto oxígeno le quedaba? ¿Cinco minutos? En cinco minutos podría recordar algún sketch de aquel dúo cómico que tanto le gustaba.
Aquella carcajada no la oyó nadie. Que malos eran, los jodíos.
En fin, a ver, un último chiste para irse con una sonrisa en la boca.
Hostias, ¿cómo era el del murciano?

ICMarja

Anuncios
Esta entrada fue publicada en abismo, ICMarja. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Pa lo que nos queda…

  1. Pingback: Vota tu relato favorito de Noviembre | Palabra Obligada

  2. pedro dijo:

    eres bueno…no lo dejes

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s