Abismo

Según los expertos, nos encaminamos hacia él. Que si esto se parecerá a Venezuela, que si habrá fuga de capitales, que supondrá la quiebra del sistema, que traerá más pobreza, que nadie estará a salvo…
Estoy sentado en el alféizar de mi ventana. Vivo en un quinto piso, aunque la comisión judicial no tardará en echarme. Mi mujer me abandonó cuando supo que estaba arruinado, ayer cortaron la luz y apenas llevo unos céntimos en el bolsillo. Mis pies señalan hacia el suelo, donde ya se reúnen docenas de personas, pequeñas como hormigas, y me señalan con el dedo. Escucho una sirena avanzando, a lo lejos. ¿Será por mí? Cierro los ojos y pienso en mi futuro.
Cuando los abro, dos bomberos me agarran de los brazos y me introducen en una ambulancia.
–Está fuera de peligro –escucho decir a alguien.
Sonrío. Me apetece conocer el abismo.

Fernando da Casa

Anuncios
Esta entrada fue publicada en abismo, Fernando da Casa. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s