Reflexiones nocturnas que me impiden dormir

No consigo dormir. Doy la vuelta a la almohada. ¡Este lado está más fresco! Es más agradable así. Hace tanto calor que no puedo dormir. Pero creo que no es el calor lo que me lo impide.
Giro la cabeza. Estoy tumbado de lado, buscando una posición cómoda, pero no la encuentro. Tengo la mente muy activa, demasiado. Quizás por eso no consigo dormir. Últimamente he tenido muchos fracasos, y eso me dificulta conciliar el sueño.
No sé por qué, todas las noches me acuerdo de mis inventos. Aún no le han gustado a nadie. Dicen que es por el silencio, me pongo a pensar y pensar… no es bueno.
Vuelvo a girar la almohada, ya está caliente por ambos lados. Es incómoda. Giro la cabeza, intentando sin éxito acomodarla. Sigo pensando en mis fracasos, mis malos inventos. Jamás debí inventar la cama de piedra.

Gonzalo Arbex

Anuncios
Esta entrada fue publicada en almohada, Gonzalo Arbex. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s