Crónica de una almohada

Te conozco desde siempre y como dirías tú, siempre estuve ahí, escuchando todo aquello que me quisieras contar y siendo testigo de lo que me quisiste esconder, pero hoy confieso que siempre lo supe. Compartí tus primeros sueños y pesadillas, tu primer desamor, tu primer viaje y tu gran amor. Viví contigo tus noches de insomnio, llenos de problemas, que me llegaban alborotados y me costaba días ordenar, clasificar y entender.
Cada noche te esperaba para estar contigo, entre sueños te hablaba y te preguntaba sobre las piedras del camino, las puertas y las ventanas que se abrían y cerraban, sin querer me estaba convirtiendo en ti, sentía como tú y a veces intentaba hacerte ver que no todo era como me contabas, tan solo tenías que dejar entrar la luz que iluminara la habitación, pero aquella noche fue distinta, aquella noche te despediste de mí, tu almohada.

Rosa Cartón

Anuncios
Esta entrada fue publicada en almohada, Rosa Cartón. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s