Dormir sin ti

Cada noche un laberinto hasta encontrarte, cada noche atravesar mil ciudades para buscarte. En cada almohada, en cada habitación. Respirar en tu pecho, en tu corazón maltrecho. Contemplar las dudas que emergen con el sol. Saber que no es malo necesitarte ni lograr olvidarte. Que mi refugio está donde habita tu piel, que no quiero despertar sin antes haber mancillado mil camas de hotel, una por cada cien besos. Saborear hasta el aire que se escapa y que no ves. Tejiendo crucigramas en tus costillas, en las sábanas de tu atardecer. Entender que tu aliento es mi punto de partida. Perderte y ganarte en cada ocaso, cinco minutos al día. Y es que yo no sé dormir sin ti, y es que tú vives en mí mientras te pienso desvelada, mientras te sueño con mi almohada.

Kirita

Anuncios
Esta entrada fue publicada en almohada, Kirita. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s