23 de junio

Está atardeciendo y la densidad que se respira en la playa puede palparse a kilómetros de distancia. Un infierno de pólvora y locura perfuman esta noche. El ruido y el fuego se declaran los protagonistas por excelencia. Los petardos empiezan a hacer de las suyas, a reventar todo lo que esté cerca. 

Los odio.

Todo está preparado, empieza la ebullición. Y yo volviendo del trabajo, sin plan. A la vuelta de la esquina, un montón de palomas picotean algo a dos metros de mí. Mi presencia les hace huir. En el suelo hay manchas de sangre, me acerco. ¿Qué es eso? ¡Un dedo!

Calcetín Rayado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Calcetín Rayado, infierno. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s