S P I C Y

La llaman metamorfosis, parálisis del miedo. Nocturna. Velada culpable o carmesí. Otras veces no la llaman, solo aparece, lamida por llamas y envuelta solo por su piel para satisfacer a toda aquella alma afligida que la necesite alguna vez. Unos juran que ha sido su primera, otros que es su perrita fiel. La mayoría prefiere no pensar en eso, con ellos fue demasiado cruel.

Si la llegas a conocer, si consigues besar sus labios y no sentir el frío o que el alma se te hiela tal vez la llegues a comprender.
No en vano la soledad tiene tantos nombres y tantas caras.

Xenaga

Anuncios
Esta entrada fue publicada en metamorfosis, xenaga. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s