Horas

Cuentan que buscaste la suerte el día en que a escondidas y con los zapatos en la mano, cerraste la puerta con la intención de no volver. Que te alejaste acompañado por el miedo de quien pierde, en un momento, de vista su vida. Que eres feliz allá donde nadie puede seguir el rastro de los pasos dados. Sin embargo, ignoran que todas las noches vuelves a abrir esa puerta, porque el dolor que aquí te retiene es demasiado intenso para sostenerlo solo. Desconocen que con el alba ocultas tu presencia en el olor de la mañana, mientras me apresuro a disimular tus llantos entre los intentos de recomponer el horizonte que nos separa del cielo.

Pseudónimo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cielo, Pseudónimo. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s