Ahora

Abro los ojos. Siento la sensación más extraña. Siento el “todo” y la “nada”. Intento notar mi cuerpo… ¡No está! ¡No existe! Sólo soy luz, pura energía. Siento una libertad y grandeza inagotables. Yo soy el “todo” y la “nada”. No existe dualidad ni separatismo. Siento la unidad del universo y yo soy parte de ella.

La claridad me inunda. Ahora entiendo el sentido de mi vida. Ahora veo la razón de mis errores y problemas.

“Todo lo necesario es inevitable, y todo lo inevitable es necesario.”

¡Ojalá hubiese disfrutado al máximo de cada instante y persona! ¡Ojalá hubiese sido capaz de ver la sincronicidad del universo en esas “casualidades” que le dieron forma a mi vida! Pero todo fue necesario e inevitable para llegar al ahora. Ahora estoy en el cielo. Ahora es lo único que existe.

Adnil

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adnil, cielo. Guarda el enlace permanente.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s